El don de discernimiento de espíritus

El don de discernimiento de espíritus

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Doctrina
  • Comentarios de la entrada:3 comentarios

1ª a los Corintios 12:10 “A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro”

DISCERNIMIENTO Y DISCERNIMIENTO DE ESPIRITUS, DIFERENCIAS

  1. El discernimiento.

Es una virtud que todo creyente debe tener, este discernimiento es objetivo, porque se base en un estándar conocido y claro, como es la Palabra de Dios.

Vamos a Hebreos 5.12-14

5:12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.

5:13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;

5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

El autor de Hebreos está diciendo a toda la iglesia que cada creyente debe tener discernimiento entre el bien y el mal, entro lo correcto y lo incorrecto. O cómo Spurgeon dice; tener discernimiento es separar lo bueno de lo que parece bueno, y esta madurez espiritual viene por el conocimiento de la palabra de Dios, cómo un estándar objetivo y claro.

Entonces, si el don de discernimiento de espíritus es sólo para algunos creyentes en el cuerpo de Cristo, no quiere decir que todos los creyentes no deben tener discernimiento, eso no es así porque es un mandato bíblico que todos tengamos discernimiento, cómo lo enseña también 1ª de Juan 4.1-3:

4:1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

4:2 En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;

4:3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.

La orden de Dios es “no creer a todo espíritu, sino probad los espíritus”, es decir que a la luz de la palabra de Dios debemos examinar cada predicación, cada enseñador, cada pastor, velando todos de que la sana doctrina bíblica nunca sea tergiversada. Esto es tener discernimiento. El apóstol está enseñando contra el docetismo (que Jesús no estuvo en carne humana entre los hombres). El punto aquí es que toda la iglesia debe discernir la enseñanza para no ser contaminada con alguna herejía encubierta que vaya en contra de la palabra de Dios, por lo que el discernimiento se hace en base a un estándar objetivo, que es la Palabra de Dios.

Por lo tanto este discernimiento  no requiere del don de discernimiento de espíritus, ya que se basa en el oír la enseñanza de alguien y examinarla a la luz de la palabra de Dios, para discernir si es enseñanza bíblica correcta o no lo es.

Mateo 7.15-17 dice:

7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

7:17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

Notemos que dice “por sus frutos los conoceréis”, no dice por el espíritu de ellos, sino dice que los conoceremos por lo evidente, por evidencia real, por las consecuencias reales de las cosas, por la confrontación de las enseñanzas de estos falsos maestros frente a la autoridad de la palabra de Dios.

CONCLUSION DEL DISCERNIMIENTO QUE TODO HIJO DE DIOS DEBE TENER

Es esencial que cómo creyentes estemos discerniendo toda enseñanza, todos los predicadores, todas las cosas por medio de la Palabra de Dios, sin un ánimo de juzgar ni condenar, sino temblando frente a la palabra de Dios, con temor de Dios para no hacer nada fuera de la Palabra de Dios.

Uno puede oír la enseñanza y ver cómo alguien vive, y discernir objetivamente por la palabra de Dios si es de Dios este enseñador, porque lo hace a la luz de la palabra de Dios y de manera objetiva.

  1. El don del Espíritu de Dios llamado discernimiento de espíritus.

Don de discernimiento

El don de discernimiento de espíritus es un don que es dado a algunos en el cuerpo de Cristo, y no a todos, es un discernimiento subjetivo, porque es por medio de la revelación del Espíritu Santo al entendimiento o el discernimiento espiritual del creyente.

¿Qué es el don de discernimiento de espíritus?

Es la capacidad sobre natural de reconocer la obra y la influencia y/o la presencia de espíritus que son invisibles al ojo humano y no se pueden reconocer por medio de los sentidos naturales, este don tiene que ver principalmente con reconocer, discernir y distinguir la influencia del Espíritu Santo y/o la influencia de espíritus malignos, demoniacos, que están operando en las personas.

¿Cómo actúa?

El discernimiento de espíritus actúa cuando Dios revela a un creyente cual es el espíritu específico en el que alguien está actuando, y en muchos casos tiene que ver con discernir la obra de demonios en las personas, usando Dios este don para exponer la obra del diablo.

Esto es interesante, porque cuando algo está mal en algún miembro de la iglesia, y esto es evidente por el fruto de aquel cristiano, uno puede llegar frente a él y darle las razones bíblicas de porqué está mal. Pero cuando un supuesto creyente está operando bajo la influencia de un espíritu o de espíritus malignos y no hay fruto evidente de esto, y un hermano tiene discernimiento sobre natural de que esa persona está obrando bajo el poder de demonios, el hermano que Dios usa para esta revelación normalmente no puede dar una lista de razones objetivas por las que esa persona no es de Dios, pero el hermano lo sabe porque el Espíritu de Dios se lo ha revelado.

Este don es necesario en todos los tiempos, y es de edificación para el hermano que lo tiene, y para toda la iglesia.

  1. La obra demoniaca siendo revelada a la iglesia por la Palabra de Dios

Este don revela lo que está pasando en la esfera de la iglesia, para que toda la iglesia pueda hacer guerra espiritual eficazmente. Para esto debemos procurar entender que es un demonio; Un demonio es un ser espiritual de alta inteligencia, es cómo un ángel caído, que tienen la capacidad de razonar, de actuar, de atacar, y de ejercer su influencia de muchas diferentes maneras.

No hablamos de poderes o de influencias místicas, hablamos de seres que existen, que están en la esfera espiritual alrededor de nosotros, que están atacando continuamente a los verdaderos creyentes, que infiltran la iglesia de Dios y ciertamente están aquí en este lugar en este momento.

¿Cómo podemos reconocer su obra? ¿Cómo podemos exponerlos cuando están atacando?

Ellos están siempre infiltrando e influenciando a una persona específica dentro de la congregación, ya sea para levantar divisiones destructivas en la iglesia, o para sembrar semillas de discordias, o para meter sus mentiras y engaños, o enseñar falsa doctrina y cosas así. A veces no es tan obvio inmediatamente, sino tiende a ser completamente encubierta como dice el libro de Judas 4.

1:4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Por esto Dios ha provisto este don, para que los hermanos que Dios les muestra esto, estén orando que Dios exponga estos demonios públicamente y que aparezca la realidad, o incluso confronten a quienes son usados por Satanás en esto, haber si se arrepienten.

La Palabra de Dios no da una lista de todos los tipos de demonios que existen, pero de acuerdo a las Escrituras y nuestra pequeña experiencia en guerra espiritual, creemos que por medio de este don de discernimiento de espíritus Dios le permite al creyente que lo trabaja en algún momento no tan sólo que perciba la obra demoniaca, sino que el Espíritu de Dios le da incluso de discernir el nombre específico del demonio que está trabajando contra la iglesia, revelando la intención que el demonio tiene en la persona que le ha dado lugar o la influencia que este está ejerciendo en un creyente o una persona.

TIPOS DE DEMONIOS, PROCUREMOS VER ALGUNOS

Lucas 13.11-13 habla de espíritu de enfermedad:

13:11 y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.

13:12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad.

13:13 Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios.

Hechos 16.16-18 habla de espíritu de adivinación

16:16 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.

16:17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.

16:18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

Efesios 2.2-3 habla del espíritu del maligno

2:2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

2:3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Este espíritu es el espíritu del maligno, lo quiere decir este texto es que los que no son regenerados, de alguna manera están bajo el poder, el control, la influencia del diablo y sus demonios, así que la actividad de demonios es mucho más común de lo que muchos piensan, esta pasa todo el tiempo alrededor de nosotros todos los días.

1ª de Juan 5.19

5:19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

Es decir, no sólo unas pocas personas en el mundo, sino el mundo entero, así que debemos asumir que la obra demoniaca pasa todo el tiempo, así que no debemos pensar que la obra del mal pasa solamente cuando vemos posesiones evidentes, la mayor parte de esta obra diabólica ocurre cuando no es tan evidente.

Los demonios se oponen a la obra de Dios y por ende a su iglesia genuina, son enemigos del hombre y su objetivo es destruir la obra de Dios y por eso aborrecen al hombre que es formado a la imagen de Dios. Se revelan contra Dios y atacan al hombre, su meta es mentir, robar, destruir, engañar, distorsionar y hacer todo el daño que puedan hacer. Estos siempre buscan infiltrar la iglesia verdadera de Dios y atacan al pueblo santo que está en Cristo, si no estamos en Cristo es seguro que estamos bajo la influencia de algún demonio todo el tiempo, seguramente no cada minuto de cada día, pero si todo el tiempo, ya que estos no dan tregua cuando ven la puerta abierta para sus operaciones.

Tomemos conciencia que tenemos necesidad de la armadura de Dios todos los días, estamos en una guerra espiritual real y esta es de vida o muerte, según lo dice Efesios 6.10-17:

6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

6:13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

6:15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

6:16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

6:17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

Ojalá podamos ver la imagen que la Palabra de Dios nos da de la esfera espiritual que está alrededor de nosotros, muchas veces hay operaciones demoniacas que pasan en nuestro ambiente de vida y ni nos damos cuenta.

Es frecuente que la obra del mal se manifieste en especial cuando se predica la palabra de Dios genuinamente o cuando el pueblo de Dios se vuelve a la Palabra de Dios, ya sea con enseñanza falsa o con violencia inclusive.

La influencia de Satanás tiene características destructivas, las personas influenciadas por un demonio tendrán una influencia destructiva sobre la iglesia y otros a su alrededor y también una influencia auto destructiva que daña la vida del propio individuo perturbado.

Más evidencia bíblica de la operación demoniaca:

1ª a Timoteo 4.1

4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;

Falsas doctrinas que enviarán al infierno a millones de seres humanos, estas no tienen su origen en la esfera intelectual del hombre, tiene su origen en el mismo corazón del infierno y es increíble como ciega a las personas, tanto el cristianismo como por su puesto en las otras religiones. Esta no es una lucha del que tiene el mejor argumento, es una guerra espiritual y debemos usar bien la espada del Espíritu, porque la Palabra de Dios enseñada correctamente por hombres y mujeres regenerados es la única esperanza de victoria en esta guerra terrible.

Los demonios promueven la falsa religión, y el ocultismo, vemos esto en 1ª a Corintios 10.20:

10:20 Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios.

2ª Tesalonicenses 2.9 hablando del anti Cristo dice:

2:9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,

Entonces no tan sólo hablan falsa religión, promueven herejías, sino que también pueden hacer cosas sobre naturales, pueden hacer milagros, y lo hacen para engañar.

Mateo 16.21-23 nos muestra una de las maneras que los demonios atacan a los creyentes:

16:21 Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día.

16:22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca.

16:23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.

Notemos que se dirige a Pedro, quien era salvo, era un apóstol, así que el apóstol no era Satanás, entonces lo que está diciendo     es que Pedro estaba operando en ese momento bajo la influencia de Satanás y el Señor con discernimiento sobre natural discernió la obra de Satanás en Pedro y reprendió al diablo directamente, que se fuera de él (le mandó que se vaya). No dijo: mira Pedro te voy a enseñar, o le llevó a algún texto para que comprendiera o razonó con Pedro de algún modo, tampoco oró al Padre por protección porque estaba siendo objeto de la obra de Satanás. En todo caso no es incorrecto hablar de las Escrituras, tampoco es incorrecto orar, pero Jesús no lo hace y no lo hace porque El sabía que tenía autoridad, la autoridad de saber lo que está pasando y la autoridad de saber que en su persona (la persona de Jesucristo) hay plena autoridad sobre la obra demoniaca. Esta misma autoridad Dios quiere dárnosla a nosotros en los días presentes.

Hablemos de Pedro para escudriñarnos a nosotros mismo, Pedro estaba bajo la influencia de Satanás, esta influencia estaba en sus pensamientos, seguramente él pensaba que estos pensamientos eran de Dios, entonces el Diablo nos puede atacar cómo creyentes poniendo pensamientos equivocados y si no tenemos discernimiento de espíritus o si estE don no opera dentro de la iglesia, podemos confundir estos pensamientos con los verdaderos pensamientos de Dios.

Pedro no fue poseído por el Diablo, cómo le pasó a Judas, Satanás estaba fuera de Pedro, sin embargo pudo poner su voluntad y mentiras en Pedro, los demonios procuran  seducir a los creyentes tentándolos permanentemente y nos atacan de diversas maneras, así que asumamos que podemos ser atacados por demonios.

Veamos Lucas 13.10-13:

13:10 Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo;

13:11 y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.

13:12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad.

13:13 Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios.

Jesús expulsó el demonio y ella sanó, así que los demonios pueden causar enfermedades

Mateo 12.22

12:22 Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba.

Más demonios causando aflicciones

Mateo 17.14-21

17:14 Cuando llegaron al gentío, vino a él un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo:

17:15 Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua.

17:16 Y lo he traído a tus discípulos, pero no le han podido sanar.

17:17 Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá.

17:18 Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora.

17:19 Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera?

17:20 Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.

17:21 Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

Lunático se puede traducir cómo epiléptico, por supuesto no todos los que sufren de epilepsia es por razones demoniacas, pero algunos sí, cómo en este caso.

Los demonios también levantan persecución contra algunos creyentes, esto lo vemos en 2ª  a los  Corintios 12.7-9:

12:7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;

12:8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí.

12:9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

Este aguijón era mucho más que una enfermedad, era un demonio prácticamente asignado a Pablo, que le seguía y por medio de esto tan terrible, Dios llevaba al apóstol a ser humilde delante de Dios y confiarse sólo de El.

  1. PROPOSITO DEL DON DE DISCERNIMIENTO DE ESPIRITUS

Entonces ¿Cuál es el propósito del don de discernimiento de espíritus? En la Iglesia de Dios. Es exponer la obra de Satanás para poder confrontarla eficazmente con guerra espiritual y alcanzar victoria en ello.

Es muy complicado exponer la obra del mal cuando es subjetivo, en especial cuando hay revelaciones profundas sobre personas reales, hay que manejarlo con sumo cuidado y discreción, orando mucho al respecto, pero no cualquier oración, sino una oración de guerra espiritual para que Dios lo exponga, ya que cómo hemos visto, lo que nosotros pensamos que es de Dios también podría ser una equivocación o una mala interpretación de nuestra parte (no es infalible el discernimiento no por el Espíritu, sino por nosotros), así que la oración debe ser la gran aliada de los hermanos que Dios usa en este don.

Los hermanos que realmente Dios ha derramado este don de discernimiento de espíritus es importante que reconozca la autoridad de Dios que tiene sobre el poder del Diablo y debe conocer las armas espirituales que tiene para hacer guerra contra el Diablo como dice 2ª a Corintios 10.3-4:

10:3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;

10:4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,

Así que no es que no pueda hacer nada, tenemos armas poderosas en Dios para la victoria, en especial la oración intercesora.

Dios nos ha dado autoridad, usémosla para la Gloria de Dios:

Lucas 10.17-20

10:17 Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.

10:18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.

10:19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

10:20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.

Esta potestad de destruir la obra de los demonios es una potestad para la Iglesia de todos los tiempos.

Lucas 11.20 dice:

11:20 Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

 La expulsión de Demonios es una manifestación del Reino de Dios, así que la guerra está declarada y debemos ejercer la autoridad del Reino de Dios que nos ha sido dada en el nombre de Cristo por el poder del Espíritu Santo.

Si no reconocemos la inmensa autoridad que tenemos en Cristo, no haremos una guerra espiritual eficaz y nuestra vida estará siempre aplastada por los miedos y el terror y cuanta estratagema use el mal contra nosotros, hay victoria en Cristo Jesús.

Hechos 16.18

16:18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

Santiago 4.7

4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

Resistir ¿es sólo defendernos?, no es sólo defendernos, es también luchar agresivamente con el.

¿Cómo tomaremos el botín si no avanzamos? (las almas)

La autoridad que Dios nos ha dado viene de Jesucristo y su obra gloriosa en la Cruz, cómo dice Colosenses 2.15:

2:15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

Esta victoria en nuestra si estamos en El.

En algunas ocasiones no es suficiente sólo orar, a veces es necesario hablar con autoridad  a los demonios en el nombre de Jesús y en el poder y autoridad del Espíritu de Dios, lo vemos en el ejemplo de Moisés frente al mar rojo. Ejerzamos pues la autoridad que Dios nos dado.

No vemos que seamos pasivos en sus enfrentamientos con demonios ni a Jesús, ni los apóstoles, incluso Felipe cuando fue a Samaria a predicar, sino actuaron con toda autoridad y con la palabra y en el nombre de Jesús tuvieron victoria.

Un verdadero creyente no puede ser poseído por un demonio (el demonio no puede vivir dentro de él), cómo dice 2ª a Corintios 6.14-18:

6:14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

6:15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?

6:16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:

Habitaré y andaré entre ellos,

Y seré su Dios,

Y ellos serán mi pueblo.

6:17 Por lo cual,

Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,

Y no toquéis lo inmundo;

Y yo os recibiré,

6:18 Y seré para vosotros por Padre,

Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

Somos habitación de Dios por medio del Espíritu de Dios, si es que hemos nacido de nuevo, así que si alguien enseña que un cristiano verdadero está poseído de demonios está equivocado y enseña falsa doctrina.

  1. PELIGROS RELACIONADOS AL DON DE DISCERNIMIENTO DE ESPIRITUS

  • Debemos tener muy presente que semejantes revelaciones NO son infalibles y un creyente se puede equivocar, el Espíritu de Dios jamás se equivoca, pero el creyente si se puede equivocar, así que este don hay que cuidarlo y trabajarlo, para eso es fundamental someterlo a la Palabra de Dios, ella debe velar como suprema en todo lo que se haga.
  • Cuando este don no está en la iglesia, la obra de Satanás NO es expuesta tan fácilmente, ni tan frecuentemente, ni tan eficazmente, y la Iglesia es expuesta a grande daño del mal.
  • También debemos tener claro que la Iglesia de Cristo no tiene el llamado de andar por el mundo buscando expulsar los demonios de los incrédulos, nuestra comisión es la predicación del Evangelio, este es el remedio para toda la humanidad de todo asunto demoniaco, ya que cuando uno nace de nuevo todos los demonios son expulsados por la preciosa Sangre de Cristo. Esto no quita que si alguien nos pide orar por ella y Dios nos revela sus inmensas ataduras demoniacas, podemos evangelizarla y a su vez explicarle que oraremos por su liberación, puede que no se convierta, pero Dios tiene todo el poder de obrar liberación para su Gloria.

Dios nos bendiga

Hno. Aroldo Riquelme

Pastor de la IBEM

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. YOVERLIS

    Un documento muy completo… Muchas gracias y bendiciones

    1. Editor

      Dios le bendiga …

  2. Rolando

    Muchas bendiciones

Deja una respuesta