Los dones del Espíritu de Dios, palabra de Sabiduría

Los dones del Espíritu de Dios, palabra de Sabiduría

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Doctrina
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El don de Palabra de Sabiduría consiste en la capacidad de comunicar la sabiduría de Dios mediante el poder del Espíritu Santo. Entonces consiste en ser iluminado con la sabiduría de Dios en cuanto a una situación, asunto, problema, controversia, o lo que sea, esto implica ser alumbrado (guiado) milagrosamente por el Espíritu de Dios con el entendimiento necesario para resolver el asunto. Uno es alumbrado por esta preciosa sabiduría, pero lo más importante, cuando opera este don, el hermano o hermana tiene la capacidad de transmitir tal cual lo que ha recibido y todo resulta en una gran bendición, claridad o alivio, según sea el caso.

Procuremos algunos ejemplos: 2ª de Reyes 3.24-28 nos revela una situación muy difícil donde la claridad de la solución fue instantánea y milagrosa donde la palabra de sabiduría fue esta (la subrayada):

3:24 Y dijo el rey: Traedme una espada. Y trajeron al rey una espada.

3:25 En seguida el rey dijo: Partid por medio al niño vivo, y dad la mitad a la una, y la otra mitad a la otra.

3:26 Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.

3:27 Entonces el rey respondió y dijo: Dad a aquélla el hijo vivo, y no lo matéis; ella es su madre.

3:28 Y todo Israel oyó aquel juicio que había dado el rey; y temieron al rey, porque vieron que había en él sabiduría de Dios para juzgar.

Otro ejemplo está en 2ª de Reyes 10.1-5 donde la Reina de Sabá no le hace simples preguntas, sino enigmas, las cuales respondía sin necesidad de una larga meditación, sino respuestas sabias alumbradas por el Espíritu de Dios de manera instantánea:

Otro ejemplo es en Mateo 22.17-21 cuando tentaron al Señor Jesucristo:

22:17 Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar tributo a César, o no?

22:18 Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas?

22:19 Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario.

22:20 Entonces les dijo:¿De quién es esta imagen, y la inscripción?

22:21 Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.

El Señor tenía respuestas sabias para todo, era sobre natural, era instantánea, era poderosa, y en diferentes contextos.

No es sabiduría normal, ni madurez cristiana normal, sino una operación milagrosa de la iluminación del Espíritu Santo donde se conjugan el conocimiento bíblico que tenemos, la experiencia de la vida que tenemos, la madurez cristiana y todo el bagaje de nuestra vida, Dios lo usa para Su gloria.

El Cordero es digno

Hno. Aroldo Riquelme B.

Pastor de la IBEM

Deja una respuesta