Nuestra posición frente al aborto

Nuestra posición frente al aborto

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Expresamos nuestro más enfático rechazo a cualquiera forma de hacer un aborto. Las Escrituras nos muestran que la vida comienza en la concepción, en el acto sexual donde se genera la vida de un ser humano en el vientre de una mujer, así que no tenemos dudas que una mujer cristiana nunca abortará.

También es importante dejar presente que no compartimos la posición católica y de parte de algunas iglesias evangélicas que hacen ver que nosotros debemos imponer nuestra alta moral cristiana bíblica a todo el mundo, da la impresión que no quisieran lidiar con una ley que nos obligará a predicar de Cristo con más autoridad y espiritualidad. Los moralistas parecen no ver la sana doctrina bíblica que nos enseña que el ser humano nace muerto en pecado, que no sabe otra cosa sino pecar y que en este caso una mujer que hace un aborto no irá al infierno sólo por eso, sino que será condenada a una eternidad separada de Dios por no arrepentirse de sus pecados (haya abortado o no) y porque no creyó en Cristo el Salvador del mundo.

Querida Iglesia, hoy en este mundo y como siempre ha sido hay cientos de leyes que atentan contra la Palabra de Dios y no quisiéramos que el moralismo se compare con la sana doctrina bíblica, la cual es tan alta que sólo una obra regeneradora del Espíritu Santo puede dar la fuerza para ponerla por obra y comprenderla.

La Iglesia va hacia Cristo y en su camino la hostilidad del mundo será una compañera constante, sólo vivir el Evangelio puede darle gloria a Cristo en esta vida y sólo la predicación del Evangelio puede salvar a algunos todavía. Hay mucho que hacer en Cristo contra el aborto, invito a todas las Iglesias Evangélicas a volvernos a Dios y arrepentirnos de llevar un Evangelio tan liviano que se ve reflejado en lo que se ha convertido nuestro país. En la IBEM creemos que el problema de estas leyes tan tristes no es tan sólo el resultado de la corrupción de la sociedad – que debe hacer leyes para institucionalizar situaciones que están ocurriendo delante de nuestros ojos -, sino que la gran responsable de llegar hasta este punto es la gran corrupción de la llamada Iglesia Evangélica chilena, permítanme dar sólo algunos ejemplos:

  • El enriquecimiento ilícito e inmoral de decenas de pastores
  • La manipulación religiosa en el nombre del Espíritu Santo, que nos ha hecho el hazme reír de esta sociedad enferma
  • La contumaz rebeldía de muchos pastores que no se quieren volver a un cristianismo bíblico e histórico y que tampoco dejan que sus congregaciones lo hagan, seguramente porque hacerlo desnudaría sus falsedades
  • Sólo como un ejemplo; ¡Qué lástima y vergüenza ver a hombres como el pastor Soto! que envía a todos al infierno sin predicar el Evangelio, ¡Qué pena ver como los medios hacen un festín con su impudencia sin doctrina!, eso somos los evangélicos hoy, sólo parte del paisaje folclórico de la nación y los grandes culpables somos todos y en especial los pastores que no predican el Evangelio de Cristo
  • Por último, ¡cuanta arrogancia y falta de santidad en muchos evangélicos “bíblicos”!, arrogancia doctrinal que sólo ha traído confusión a aquellos que quisieran volverse a las Escrituras

¿Puede hacer algo la iglesia evangélica contra el aborto después de promulgada esta ley e incluso cuando exista aborto libre en Chile? Por supuesto que sí y mucho, entre otras cosas podemos hacer lo siguiente:

  1. Predicar el Evangelio en el poder del Espíritu Santo, una mujer regenerada nunca abortará
  2. Crear orfanatos que acojan a hijos de mujeres que deseen abortar. Una mujer proclive a abortar puede decidir no abortar y entregarlo a preciosos orfanatos evangélicos, así la iglesia cumpliría su misión de hacer misericordia con estos niños no deseados
  3. Orar por nuestros gobernantes y por que Dios en su providencia haga que en Chile exista un sistema de protección a los niños no deseados de primerísimo nivel, de tal manera que las mujeres que no quieran tener hijos por la causa que sea sepan que los pueden entregar a un sistema eficiente y de calidad donde no les faltará nada
  4. Crear centros de crisis para orientar a mujeres en peligro de abortar, por su puesto que primero que nada predicándoles el Evangelio
  5. Apoyar un buen programa de adopción en Chile, ya que es muy difícil adoptar en Chile
  6. Adoptar nosotros mismos
  7. Predicar sobre esto con toda claridad bíblica, de tal manera que aún lo no creyentes puedan exclamar ¡Cuanta sabiduría tiene la Biblia!
  8. Denunciar a las gigantescas industrias pro aborto
  9. Compartir material a mujeres proclives a abortar, por ejemplo:  literatura cristiana, películas cristianas, etc.

Querida Iglesia, comprendamos que con esta ley o sin ella la Iglesia no será comprendida en este mundo, y en el caso de la IBEM, nuestro entendimiento del final de los tiempos no nos permite avizorar tiempos mejores, es inminente el fin, Cristo ya viene, así que si hay temas por los cuales la iglesia de Cristo puede ser perseguida, este es uno de ellos, por lo tanto aprovechemos esta preciosa oportunidad que la providencia de Dios nos da para predicar la gran sabiduría de Dios, y en especial la depravación del hombre y la mujer, pero con amor verdadero, entendiendo que la mayoría nos rechazará, pero creyendo y anhelando que más algunos creerán por la Gracia de Dios y serán salvos de la ira venidera.

Isaías dice:

1:16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;
1:17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.

Miremos cómo lo dice la Biblia de las Américas el versículo 17:

17 aprended a hacer el bien, buscad la justicia, reprended al opresor, defended al huérfano, abogad por la viuda.

Los huérfanos y las viudas no pueden ayudarse, son víctimas, cuanto más los que no han nacido.

Vivimos tiempos peligrosos, y la monstruosidad del aborto es algo terrible que hoy está ocurriendo en todo el mundo, tal cual cómo la Biblia profetizó sobre esto:

1ª a Timoteo

3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.
3:2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,
3:3 SIN AFECTO NATURAL, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,
3:4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,
3:5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

La expresión “sin afecto natural” en el griego significa sin afecto de padre, es decir, en los postreros días no habrá afecto de padres, esto es fuerte pero hay que predicarlos con amor de Dios en nosotros, ojalá llorando para que Cristo sea exaltado y las almas sean salvadas.

Dios bendiga a Chile, Dios bendiga Su Iglesia en Chile.

Hno. Aroldo Riquelme
Pastor de la IBEM

Deja una respuesta